jueves, 21 de noviembre de 2013

Y GLORIFICABAN A DIOS EN MI

"Después fui a las regiones de Siria y de Cilicia, y no era conocido de vista a las iglesias de Judea, que eran en Cristo; solamente oían decir: Aquel que en otro tiempo nos perseguía, ahora predica la fe que en otro tiempo asolaba. Y glorificaban a Dios en mí." - Gàlatas 1:21-24

El apóstol Pablo se encuentra en medio de las iglesias de Judea, lugares donde no era conocido personalmente por los creyentes en Cristo, y quienes decían de él estas palabras que literalmente me llevaban a pensar en lo que los creyentes reflejamos hoy en día.

Aquel que en otro tiempo nos perseguía, ahora predica la fe que en otro tiempo asolaba. Y glorificaban a Dios en mí.

La gente escuchaba y conocía a Pablo y dos cosas sucedían:

1. Notaban de inmediato el cambio que había sufrido después de conocer a Jesús camino a Damasco. Quien perseguía ahora esta predicando la fe que antes asolaba.

2. Glorificaban a Dios. Y Glorificaban a Dios en mi. Veían la mano de Dios de una manera clara en la vida de este siervo.

Que desafío para nosotros hoy en día. ¿Cuanto creyentes hoy en día que no reflejan la gloria de Dios en sus vidas? Viviendo en pecado y desobediencia continua. Viendo la Biblia como un menù donde pueden tomar lo que les conviene y desechar lo que no. Mostrando al mundo perdido que entre ser creyente o incrèdulo no existe diferencia alguna. Pero por otra parte...

¿Cuantos creyentes que si reflejan la gloria de Dios al mundo? Viven en santidad y obediencia continua. La Biblia tiene la ultima palabra en cada decisiòn que toman y como consecuencia de esto la buena mano de Dios se ve sobre sus vidas y la gente glorificaba a Dios en las vidas de ellos.

Y, Tu y yo... ¿Que clase de creyentes somos?

Nos vemos mañana

No hay comentarios: