sábado, 31 de diciembre de 2016

SEIS BUENOS PROPÓSITOS

Llegó el fin de año 2016 y en medio de las tradiciones humanas aparecen esos objetivos que se pretenden conseguir durante el 2017, podemos citar algunos tales como: ahorrar dinero, viajar, adquirir una nuevo bien, hacer ejercicio, dejar un vicio.

Durante esta semana pensábamos y cuáles serían los objetivos que tendría Dios para nosotros, en medio del desarrollo de nuestro devocional, Él constestó esa pregunta y pudimos leer el siguiente pasaje:

Isaías 33:15-16
“El que camina en justicia y habla lo recto; el que aborrece la ganancia de violencias, el que sacude sus manos para no recibir cohecho, el que tapa sus oídos para no oír propuestas sanguinarias; el que cierra sus ojos para no ver cosa mala; éste habitará en las alturas; fortaleza de rocas será su lugar de refugio; se le dará su pan, y sus aguas serán seguras.”


Una porción de la palabra de Dios en la que podemos ver el destino final de los escogidos por Dios, la que establece seis modelos de conducta que perfectamente pueden constituirse en objetivos claros y medibles para mejorar y evaluar nuestro proceso de conformación a la imagen de Jesús, durante el año que comienza.

1. Caminar en justicia

I de Juan 3:7
“Hijitos, nadie os engañe; el que hace justicia es justo, como él es justo.”

2. Hablar lo recto

Efesios 4:29
Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.”

3. Aborrecer las ganancias de violencias

Génesis 6:11-13
“Y se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra. Dijo, pues, Dios a Noé: He decidido el fin de todo ser, porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré con la tierra.”

Salmos 119:134
Líbrame de la violencia de los hombres,
Y guardaré tus mandamientos.”

4. Sacudir las manos para no recibir cohecho

II de Crónicas 19:7
“Sea, pues, con vosotros el temor de Jehová; mirad lo que hacéis, porque con Jehová nuestro Dios no hay injusticia, ni acepción de personas, ni admisión de cohecho.”

Salmos
“Quien su dinero no dio a usura,
Ni contra el inocente admitió cohecho.
El que hace estas cosas, no resbalará jamás”

Proverbios 16:8
Mejor es lo poco con justicia
Que la muchedumbre de frutos sin derecho.”

5. Tapar los oídos para no oír propuestas sanguinarias

Éxodo 19:5
“Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra.”

Proverbios 15:31
“El oído que escucha las amonestaciones de la vida,
Entre los sabios morará.”

Lucas 11:28
“Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.”

6. Cerrar los ojos para no ver cosa mala

Mateo 6:22-23
La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas?”

I de Tesalonicenses 5:2

“Examinadlo todo; retened lo bueno.”

Jóvenes, en lo personal estos son algunas de las metas que de la mano de Cristo queremos conseguir, trabajando constantemente en el proceso de limpieza de la escoria del viejo hombre que aún subsiste, oremos con nuestro Creador para que actué en nosotros durante todo el 2017.

Un abrazo fuerte, feliz, feliz año. 

MAC

viernes, 30 de diciembre de 2016

LA PACIENCIA DEL SEÑOR


Jóvenes, ya terminando el año 2016 e importante que tengamos muy claro que debemos estar PREPARADOS para SU VENIDA. Viendo todo lo que sucede en el mundo, podemos asegurar que está MUY CERCA

8Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.9El Señor no retarda su    promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. 10Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. 11Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, 12esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! 13Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. 14Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz. - II Pedro 3:8-14

Es innegable la veracidad de las Escrituras, son perfectas, cabales, sin ninguna sombra de mentira, y en ellas el Señor nos hace hermosas promesas de lo que nos espera y nos exhorta a no callarnos, a hablar del Evangelio, a proclamar su verdad.

El Señor ha sido, y está siendo muy paciente, esperando a que salgamos a proclamar Su Evangelio a toda Criatura, porque su anhelo es que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. Por esta razón, es necesario que aprovechemos muy bien nuestro tiempo, hablando del Evangelio siempre que sea posible, con mucha sabiduría y humildad, dependiendo siempre del Señor.

El día del arrebatamiento, y desde luego, su segunda venida están muy cerca y lo que Dios nos muestra que pasará con quienes queden será realmente terrorífico, así que no podemos desperdiciar ni un solo minuto, es necesario salir a hablar de Cristo a toda criatura. Es necesaria la santidad en nuestras vidas para que verdaderamente haya credibilidad y glorifiquemos a Dios.

Nosotros tenemos una esperanza gloriosa porque esperamos cielos nuevos y tierra nueva en los cuales mora la justicia, pero los demás, deben dolernos, y es por eso que tenemos que ser irreprensibles ante nuestro Dios y ante a ellos, a fin de ganarlos para Cristo y poder llevar buen fruto.  

Muchas cosas para RECORDAR y VIVIR terminando el año: 
  • No ignorar que para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día
  • Entender que el Señor no está demorado, sino que es paciente
  • Tener claro que el Señor está esperando a que hagamos honestamente la tarea de predicar el Evangelio a toda criatura
  • Debemos hacer nuestro papel de predicar el Evangelio entendiendo que la FE es por el OIR, y el oír por la Palabra de Dios
  • Ser conscientes de que el día del Señor está muy pero muy cercano y que después que ÉL venga ya la salvación no será nada fácil.
  • Sentir dolor por las almas que se quedarán sufriendo las atrocidades de la gran tribulación
  • Y aún sentir más dolor por las que irán definitivamente a un infierno eterno
  • Habla y no calles, no te avergüences, no dejes para mañana… HOY es día de Salvación
  • Debemos andar en Santa y piadosa manera de vivir esperando la venida de nuestro Señor
  • Procurar con diligencia ser hallados sin mancha e irreprensibles, en paz.


Un hermoso pasaje que podemos resumir en cuatro puntos:

1. Dios conoce todo lo que pasó, lo que pasa y lo que pasará, y espera pacientemente que hagamos la tarea (Vs 8-9)
2. Lo que viene para la humanidad que ignora a Dios es indescriptible  (Vs 10)
3. Todo va a ser chamuscado, aferrémonos a lo que realmente vale la pena, la Salvación de las almas  (Vs 11-12)
4. Limpiémonos de toda mancha de contaminación  y esperemos pacientemente SUS PROMESAS (Vs 13.14)

Dios nos ha recordado hoy la Paciencia del Señor y nuestra tarea como testigos suyos, y ojalá lo entendamos sabiendo que viene de un Dios PACIENTE y muyyyy misericordioso con los salvos y con los perdidos. ÉL espera pacientemente que hagamos la tarea, y quiere que todos escuchen y sean salvos.

Impresiona ver las advertencias tan claras que Dios nos hace de la venida de Cristo y de las consecuencias para aquellos que ignoraron Sus Palabras, así como nuestra responsabilidad de mantener un testimonio intachable. 

Terminemos bien el año, predicando y predicando, sin avergonzarnos para nada. Es nuestro deber, el tiempo se acaba. Ante todo manteniendo un testimonio intachable delante de todos los hombres.

Dios me da la alegría de completar 200 semanas ininterrumpidas escribiendo algo de lo que ÉL me regala en mis devocionales diarios. Les deseo a todos que Dios esté en control absoluto de sus vidas en el nuevo año, pensando siempre en glorificarlo a ÉL en cada cosa que hagamos.


Fabio

sábado, 24 de diciembre de 2016

TRES PODERES

Cuando comenzamos nuestros estudios de derecho, profundizamos en la mundialmente conocida "Teoría de la Separación de Poderes" formulada por Montesquieu en su obra literaria el Espíritu de las Leyes, una serie de postulados que definían el estado moderno, un conocimiento que sinceramente no creíamos fuera de la cosecha de un ser humano común y corriente.

Postulados políticos de esa envergadura tenía que provenir de un ser superior, hoy veinte años después Dios nos aclaró esa duda, examinemos el siguiente versículo:

Isaías 33:22
“Porque Jehová es nuestro juez, Jehová es nuestro legislador, Jehová es nuestro Rey; él mismo nos salvará.”

La Palabra de Dios nos confirma que la mismísima organización del Estado surge por Él y se realiza a través de Su Persona y Su Autoridad. Soñamos cuando ese Reinado perfecto se materialice centrado en Él. Mientras esa realidad se concreta, en nuestra vida que sea nuestro Rey, Legislador y Juez.

El poder ejecutivo

Dios como rey.

Salmos 103:19
“Jehová estableció en los cielos su trono,
Y su reino domina sobre todos.”

I de Timoteo 1:17
“Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.”

Apocalipsis 15:3
“cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos.”

El poder legislativo

Dios como legislador.

Isaías 51:4
“Estad atentos a mí, pueblo mío, y oídme, nación mía; porque de mí saldrá la ley, y mi justicia para luz de los pueblos.”

Santiago 4:12
Uno solo es el dador de la ley, que puede salvar y perder; pero tú, ¿quién eres para que juzgues a otro?”

El poder judicial

Dios como juez.

Génesis 18:25
“Lejos de ti el hacer tal, que hagas morir al justo con el impío, y que sea el justo tratado como el impío; nunca tal hagas. El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo?

Salmos 58:11
“Entonces dirá el hombre: Ciertamente hay galardón para el justo;
Ciertamente hay Dios que juzga en la tierra.”

Eclesiastés 3:17
“Y dije yo en mi corazón: Al justo y al impío juzgará Dios; porque allí hay un tiempo para todo lo que se quiere y para todo lo que se hace.”

Hebreos 12:23
“… a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos,”

Apocalipsis 20:12
“Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.”

Jóvenes, Dios es perfecto y la Biblia corrobora su orden materializado en el estado, vivamos esta estructura en nuestra vida, que gobierne todo nuestro ser, cumplamos su ley y seamos justos.

Un abrazo muy fuerte de navidad, feliz nochebuena a todos.

MAC

viernes, 23 de diciembre de 2016

JESUCRISTO NOS PROTEGE DE PECAR

Dios nos quiere invitar hoy a no practicar el pecado, confiando y esperando que Él nos guarde y nos proteja para no caer en tentación.

18Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca. 19Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno. 20Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la   vida eterna. 21Hijitos, guardaos de los ídolos. Amén. - I Juan  5:18-21

Si realmente queremos agradar a Dios y llevar una vida libre de pecado, debemos acudir prontamente al auxilio de los consejos de nuestro amado Jesús, seguir su ejemplo, conocerlo muy bien, analizar todas sus actitudes e imitarlo en TODO.

Solamente de esta manera, el enemigo se dará por vencido y se alejará derrotado, solamente así dejará de ponernos el tropiezo de la tentación para que caigamos en el pecado. Es la PROMESA que Dios nos hace, que si nos refugiamos en Cristo, el maligno no nos puede tocar.

Es necesario rogar a Dios para que cada día nos permita ser más y más llenos de su Espíritu Santo, a fin de que sus Palabras se afiancen en nuestros pensamientos y en nuestros corazones para que así podamos librar una lucha a muerte con la tentación y con el pecado.

Es innegable, andamos en medio de un mundo de pecado gobernado por el enemigo, todo es maldad a nuestro alrededor, pero gracias a Dios, estamos en la VERDAD, estamos en CRISTO, lo conocemos, Él es el verdadero y ÚNICO DIOS, solamente en ÉL hay vida eterna, por lo tanto, debemos alejarnos de todo lo que nos separe de ÉL.  

Muchas cosas para recordar y practicar de este pasaje:
  • La práctica del pecado no tiene cabida en la vida del cristiano
  • Conocer, e imitar a Cristo en todo para derrotar la tentación del enemigo
  • Llenarnos del Espíritu Santo para que haya victoria en nuestras vidas.
  • Resistir al enemigo invocando la sangre de Cristo y afianzando nuestra FE en sus promesas.
  • Entender que estamos en medio de un mundo de maldad y de mentira
  • Valor el hecho de saber que estamos en la VERDAD, estamos en Cristo, el único Dios
  • Guardarnos de la idolatría.

Resumiéndolo en tres puntos:

1. Sabemos que Si Dios nos protege no tenemos porqué practicar el pecado (Vs 18)
2. Sabemos que somos de Dios y el mundo es del maligno (Vs 19)
3. Sabemos muy bien de la Obra de Cristo por tanto debemos alejarnos de la idolatría (Vs 20-21)

Nunca dejemos de recordar que Jesucristo nos protege de pecar, Él es nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Es el consejo de un Dios sabio que a través de Su Hijo nos ha regalado la VERDAD y nos protege para que no caigamos en tentación y en pecado.

Llama la atención ver la forma tan clara como Dios me dice que si he nacido de nuevo no debo PRACTICAR el pecado, porque Cristo me protege para que el maligno no me toque.

Practiquémoslo, descansando siempre en los brazos de mi Amado Jesús, depositando en ÉL toda nuestra confianza y tratando de imitarlo en TODO, a fin de no seguir cayendo en las mismas faltas. Así y solo así nos alejaremos de cualquier cosa que me separe de Dios.

Te deseo que tengas un muy buen tiempo en familia celebrando la venida del Mesías prometido, Dios hecho Hombre para salvarnos de una perdición eterna.


Fabio

martes, 20 de diciembre de 2016

RECORDANDO LAS GRANDES OBRAS DE DIOS

Dios quiere y desea que mi confianza esté en él, que clame a él, hacia él miren mis ojos y él me será propicio si hago conforme a su voluntad. Pero en ocasiones decaemos y sentimos que no podemos más, y es necesario que recordemos que ha hecho Dios, sus grandes obras en nuestras vidas y hoy vamos a meditar en esto.

Salmo 143: 5-6 “Me acordé de los días antiguos; meditaba en todas tus obras; reflexionaba en las obras de tus manos.
Extendí mis manos a ti, mi alma a ti como la tierra sedienta.”

Las obras de Dios y lo que él ha hecho me debe llevar a confiar más en él, confiar en su palabra y entender que él está conmigo, su palabra es verdad y cumple lo que promete. Sus grandes obras me llevan a entender su grandeza, que es poderoso, a reflexionar que estoy en manos del Dios Todopoderoso y que él tiene el control en todas las cosas, recordar sus victorias también me deben alentar y cambiar mi actitud ante muchas circunstancias de la vida, lo que estamos pasando en estos momentos sea lo que sea. Solo en él podemos vivir en victoria.

(8, 10) “Hazme oír por la mañana tu misericordia, porque en ti he confiado; hazme saber el camino por donde ande, porque a ti he elevado mi alma.
Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; tu buen espíritu me guié a tierra de  rectitud.”

Hoy y constantemente debe ser nuestra oración, que nuestro Señor nos enseñe a hacer su voluntad, que nos guié a esa rectitud, a esa santidad que Dios quiere de nosotros, que nos haga saber el camino por donde andemos. Nos sentimos tan desorientados cuando no estamos pendiente de escucharlo, de pedir su guía, su sabiduría. 
En él debemos confiar y a él clamar constantemente no a pedacitos, o cuando estamos pasando dificultades sino que sea una constante, que nos haga entender que debemos depender totalmente de él porque somos sus siervos, sus hijos y en solo en él debe estar mi refugio.

Salmo 144: 1-3 “Bendito sea Jehová, mi roca, quien adiestra mis manos para la batalla, y mis dedos para la guerra; misericordia mía y mi castillo,  fortaleza mía y mi libertador, escudo mío, en quien he confiado; el que sujeta a mi pueblo debajo de mí.
Oh Jehová, ¿qué es el hombre para que en el pienses, o el hijo de hombre, para que lo estimes?

Ese eres tu mi Señor y es lo que quieres hacer en nuestra vida para que hagamos tu voluntad y nos refugiemos en ti, te busquemos, te sirvamos, en ti está escondida nuestra vida.


Gracias mi Señor porque me das palabras de aliento con este pasaje y gracias porque solo tú me puedes enseñar a hacer tu voluntad, dirigir mi vida hacia donde tú quieres. Gracias porque podemos meditar y reflexionar en tus grandes obras y entender que tu siempre y en todas las cosas tienes el control.

Un abrazo.

Jorge L.

sábado, 17 de diciembre de 2016

LA PIEDRA ANGULAR

En términos de arquitectura corresponde a la primera piedra de una construcción, es la que define la base y constituye la cimentación de toda la estructura, las demás piedras se colocarán en referencia a ella.


Isaías 28:16
“… por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure.”

Esa piedra es Jesucristo, “la Roca de Dios”, la base de la obra divina y el fundamento de nuestra nueva vida.

La raza humana ha menospreciado y desestimado al hijo de Dios.

Salmos 118:22
“La piedra que desecharon los edificadores
Ha venido a ser cabeza del ángulo.”

Jesús mismo confirmando la Palabra de Dios.

Mateo 21:42

“Jesús les dijo: ¿Nunca leísteis en las Escrituras:
La piedra que desecharon los edificadores,
Ha venido a ser cabeza del ángulo.
El Señor ha hecho esto,
Y es cosa maravillosa a nuestros ojos?
Por tanto os digo, que el reino de Dios será quitado de vosotros, y será dado a gente que produzca los frutos de él. Y el que cayere sobre esta piedra será quebrantado; y sobre quien ella cayere, le desmenuzará.”

Hechos 4:11
“Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo.”

Cristo el fundamento de todo.

Efesios 2:20-22
“Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.”

La piedra de la salvación.

I de Pedro 2:6-7
“Por lo cual también contiene la Escritura:
He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa;
Y el que creyere en él, no será avergonzado.”

Jóvenes, desde el momento de la salvación tenemos a Cristo en nuestra vida, el fundamento de nuestro crecimiento espiritual, construyamos alrededor de Él el resto de nuestra existencia temporal en la tierra.

Hoy es nuestra cena navideña, invitemos a familiares y amigos para que conozcan la verdadera razón del nacimiento de Cristo y llevar la salvación a sus vidas. Nos encontramos en unas horas.


MAC

viernes, 16 de diciembre de 2016

El TESTIMONIO de un CREYENTE AUTENTICO


En el precioso libro de I Juan Dios nos da instrucciones claras para que le demostremos nuestro AMOR alejándonos del pecado, siguiendo sus mandamientos, sus consejos, sus instrucciones.

1Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. 2Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo. 3Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. 4El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; 5pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. 6El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo9El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas. 10El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo. 11Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos. - I Juan  2:1-6, 9-11

Si pecamos, inmediatamente debemos recurrir a Dios pidiendo limpieza a través de Jesucristo nuestro abogado para confesar nuestro pecado y agradecer su perdón, entendiendo que ÉL ya pagó con su propia vida y que debo dejar de ser insolente, irrespetando ese sacrificio tan grande.

A nivel personal, debo entender que Cristo murió no solamente por mis pecados, sino por los de TODO el mundo y que por lo tanto es necesario salir a pregonar esta verdad a los 4 vientos.  Debo poner todo de mi parte permitiendo que el Espíritu Santo cada día toma MAS DE MI para evitar caer en la tentación y ofender a mi Dios que es Santo e incomparable. Debo implorar la ayuda de Jesucristo para mantenerme puro y sin mancha.

Si verdaderamente amo a Dios, debo manifestarlo con una vida santa, alejada de todo pecado, vivida de acuerdo a sus mandamientos. Si yo digo que amo a Dios, pero no cumplo sus mandamientos, soy un mentiroso…¡¡¡ Grave !!!... Si yo realmente GUARDO su Palabra, es porque en mi el verdadero amor de Dios se ha perfeccionado, ahí es donde se conoce que realmente estoy en ÉL.

Apreciados jóvenes, si realmente permanecemos en ÉL, debemos andar como ÉL anduvo.  Si decimos que estamos en Luz, debemos demostrarlo con hechos, amando a nuestros hermanos y no ser tropiezo. Dios nos recuerda que si aborrecemos a nuestro hermano, andamos en tinieblas, no hemos entendido.

Muchas enseñanzas para una VIDA CRISTIANA auténtica: 
  • Recordar los mandamientos de Dios para no pecar
  • Entender que Cristo no solo murió por mis pecados, sino por los pecados de TODO el mundo. Hay que pregonarlo
  • Si peco debo ir inmediatamente a Dios en actitud de arrepentimiento, implorando su ayuda a través de Jesucristo
  • Respetar la Obra de Cristo al morir por mis pecados y alejarme del mundo
  • Pregonar a TODO EL MUNDO que solo en Cristo hay perdón de pecados.
  • Si realmente AMO a Dios, debo guardar TODOS sus mandamientos, de otra manera soy un mentiroso.
  • El amor de Dios debe mostrarse en mí a través de GUARDAR su Palabra y vivirla.
  • Siempre debemos andar como ÉL anduvo.
  • Si estamos en luz, el AMOR por nuestros hermanos debe manifestarse permanente e incondicionalmente.


Resumiéndolo en tres puntos:

1. Si realmente somos hijos de Dios, debemos alejados del pecado, guardando sus mandamientos  (Vs 1-3)
2. Si realmente somos hijos de Dios debemos andar como Jesús anduvo, ÉL es el modelo perfecto (Vs 4-6)
3. Si realmente estamos en la luz, debe verse el amor por nuestros hermanos (Vs 9-11)

Dios nos ha recordado hoy que Cristo murió por los pecados de TODO el mundo, no solamente por los míos… Hay que meditar en eso, obedecerlo y respetar sus mandamientos reflejando su LUZ a través de nuestro amor por los demás. Es una enseñanza de un Dios extremadamente PERDONADOR que pagó no solamente por mis pecados, sino por los de TODO el mundo, dándonos un verdadero ejemplo de AMOR

Realmente sorprende ver la forma en que Dios nos muestra que si realmente apreciamos la Obra de Cristo, debemos alejarnos 100% del pecado andando como Jesús anduvo, sobretodo AMANDO a nuestros hermanos.

Los invito a que lo apliquemos desechando completamente cualquier manifestación de pecado en nuestras vidas y aferrándonos 100% a sus mandamientos y haciendo las cosas como Dios nos dice, no como a nosotros nos parece. También, manifestando nuestro AMOR por todos nuestros hermanos de una manera sincera e incondicional.

Como suelo decir, QUE SE VEA


Fabio

martes, 13 de diciembre de 2016

DIOS PONE EN ORDEN TODAS LAS COSAS

Hoy Dios NOS sigue hablando de temerle a él, de que él debe ser el que edifique la casa y el que puede poner en orden todas las cosas, pero si él está de primero, si busco su reino y su justicia.

Salmos 128: 1-3 “Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová, que anda en sus caminos.
Cuando comieres el trabajo de tus manos, bienaventurado será, y te irá bien.
Tu mujer será como vid que lleva fruto a los lados de tu casa; tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa.”

Así será la bendición de Dios si le temo. Es el deseo de Dios, lo que él quiere hacer, y por la dureza de nuestro corazón, orgullo o creernos sabios en nuestra propia opinión no se lo hemos permitido hacer y él como Dios de orden que es y como Señor quiere poner las cosas en nuestra vida en orden, no quiere para nosotros mal sino traer sus bendiciones a nuestra vida, darnos las cosas que necesitamos, las cosas básicas y encima de eso que mi esposa sea como esa vid que lleva fruto a los lados de su casa, mi ayuda idónea, mi compañera, amiga y quien está conmigo haciendo lo que Dios quiere, y mis hijos como esas plantas de olivo alrededor de mi mesa, ese adorno especial de Dios, esas saetas en manos del valiente, me irá bien en mi trabajo y bendecirá el trabajo de mis manos, porque él está de primero, hago su voluntad, lo obedezco y me someto a él, pero es que debe serlo sino no hay nada que hacer porque Dios también es justo y hará con nosotros como él quiere sino sigo sus caminos y hará conforme a su voluntad si estamos en sus caminos, pero traerá sus bendiciones a nuestra vida. El quiere lo mejor para nosotros, poner las cosas en orden donde él es primero, Jesús la cabeza, no me puedo salir de esa estructura que Dios mismo diseño para nuestro bien.

Salmos 130: 1-6 “De lo profundo, oh Jehová, a ti clamo.
Señor, oye mi voz; estén atentos tus oídos a la voz de mi suplica.
JAH, si mirares a los pecados, ¿Quién, oh Señor, podrá mantenerse?
Pero en ti hay perdón, para que seas reverenciado.
Esperé yo a Jehová, esperó mi alma; en su palabra he esperado.
Mi alma espera Jehová más que los centinelas a la mañana, más que los vigilantes a la mañana.”


Es momento de clamarle, de suplicarle, de pedir perdón, de humillarse delante Dios, pedir su limpieza, restauración para que él sea reverenciado, esperar en él, en su palabra más que los centinelas a la mañana. Solo en él hay esperanza, perdón y restauración, acallar mi alma como un niño destetado de su madre donde Dios es su esperanza, su única esperanza como lo cantaba David en los salmos. De lo profundo del corazón, el Señor oye, ve nuestros corazones y sus intenciones, él quiere ser reverenciado, alabado y glorificado y él pondrá en orden nuestra vida, su casa.

Un abrazo.


Jorge L.