martes, 16 de abril de 2013

LO QUE CUESTA OBEDECER A DIOS

Hoy en mi devocional pensaba en esto, lo que cuesta obedecer a Dios y me refiero a las consecuencias que trae el hacerlo.

Dios me mostraba tres ejemplos claros de esto en los capítulos 3 y 4 del libro de Mateo, te recomiendo que los leas, aquí encontramos a Juan el Bautista, por supuesto  a nuestro Señor Jesucristo y cuatro de sus discipulos.

Juan el bautista: Los profetas hablaban de él como el Elías que había de venir para preparar el camino para nuestro Señor y obedeció a cabalidad, consecuencia (Muerte).

Jesús: Fue obediente hasta la muerte y muerte de cruz. Obedeció para cumplir toda justicia y fue bautizado por Juan y Dios dijo: "Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia". Consecuencia (Muerte).

Cuatro de sus discipulos: (Simón y Andres, Jacobo y Juan). Ellos pescando y Jesús los vió y los llamó y les dijo: "Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres. Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron." Al igual pasó con los otros dos sino que estos estaban con su padre y al oír el llamado de Jesús dejaron sus redes y a su padre. Consecuencia (Muerte).

Obedecer a Dios cuesta y hasta la muerte, morir a nuestros deseos, nuestra comodidad, nuestra carne, nuestra familia y aún la misma muerte física, "Tome su cruz y sigame" ¿qué tan dsipuestos estamos para obedecer a Dios?

Estos ejemplos nos demuestran que si vale la pena, lo vale todo, estos hombres tuvieron el respaldo total de Dios, su compañia, su cuidado y heredaron las promesas de Dios, la gloria de Dios.

Es tiempo de dejar las excusas, la falta de compromiso, la comodidad, morir a la carne y darlo todo por causa del Nombre, por el avance del reino de Dios, así como lo hicieron estos hombres de Dios.

Un abrazo.