miércoles, 20 de julio de 2011

NUESTROS PECADOS ECHADOS EN LO PROFUNDO DEL MAR

Miqueas termina en el capitulo 7 de nuestras biblias, y en los últimos versos encontramos el amor y la compasión que Dios tiene por su pueblo Israel.

Terminado de leer este libro me encontré con unas palabras que de seguro hemos escuchado en nuestra vida cristiana

Miqueas 7:18-19 ¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia. El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y ECHARÁ EN LO PROFUNDO DEL MAR TODOS NUESTROS PECADOS.

Que palabras tan alentadoras para los hijos de Dios, nacidos de nuevo por la gracia de Cristo, tenemos un Padre celestial que se deleita en misericordia, un Dios que nos da una nueva mañana y una segunda oportunidad ante nuestro pecado.

Estas palabras de Dios me hacen recordar a nuestro hijo y la relación que tengo como su padre. Mi hijo me ha fallado, a veces con las mismas cosas, este hijo recibe su disciplina y yo veo el arrepentimiento en el, no pasan mas de dos minutos cuando ya estoy abrazando a mi hijo y perdonandolo por la falta cometida. Es increíble como esa falta queda en el olvido, realmente queda sepultada y es lo que me emociona del pasaje pensar en un Dios perfecto que toma mis pecados y los arroja a lo profundo del mar, lo profundo, tal vez un lugar donde ni los peces habitan.


Así que mi hermano te animo con estas palabras a que tomes la mano de Dios y te pongas a cuentas, no importa que tan oscuro o feo sea tu pecado, arrepiéntete y entrega esa carga pesada de pecado a Dios para que la arroje a lo profundo del mar.


Ahora si tu no tienes una relación personal con Dios, si no has nacido de nuevo, debes clamar por tu salvación, pídele a Dios con todo el corazón que te perdone, que te salve, pon toda tu confianza y fe en la OBRA DE JESUCRISTO EN LA CRUZ, MURIENDO POR TUS PECADOS, RESUCITANDO para darte la vida eterna.


Habla con Dios y entrégale tu corazón.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

no solo hay que arrepentirnos, tenemos que bautizarnos en el Nombre de Jesucristo para poder obtener perdon de nuestros pecados,hechos 2:38 Dlb

hector dijo...

buenos dias, dios los bendiga y los siga llenando de amor y paz en sus corazones.felicidades jovenes por tomar sabas desiciones con Dios.saludos desde Tampico Mexico.G.A.M.